Estamos en el nuevo sitio: EL BLOG DEL MORSA - HTTP://WWW.ELMORSA.COM

literatura: bryce, capítulo final

luego de una alucinada y aarrogante carta de alfredo bryce donde dice dejará de escribir en el comercio y que:

'...en cuanto a las disculpas que les debería a mis lectores, prefiero utilizar solo unas palabras de León Tolstói y prometerles que “la próxima vez fracasaré mucho mejor”.'
y con la respuesta de el comercio:
'No podrá negar nuestro ex colaborador que en este incidente de plagio (que aunque se deba a su secretaria no deja de ser lo que es) estaba en juego su responsabilidad y también la nuestra frente a nuestros lectores. ¿Por qué no tendríamos derecho a reclamársela?No podrá negar nuestro ex colaborador que en este incidente de plagio (que aunque se deba a su secretaria no deja de ser lo que es) estaba en juego su responsabilidad y también la nuestra frente a nuestros lectores. ¿Por qué no tendríamos derecho a reclamársela?'
se termina la última novela del escritor peruano, en formato digital.


edward hopper, office at night (o alfredo bryce y la secretaria distraída)

reacciones varias en la prensa el día de hoy (ver en especial la opinión de luis pásara):
beto ortiz (perú21) :'¿No luce acaso nuestro segundo mayor novelista vivo, a todas luces, como el autor -valga la redundancia- de un delito? ¿Y si es así, tiene derecho tanto soldado desconocido a lanzarle instalazas desde sus sentenciosos blogs, que -las más de las veces- no son otra cosa que un premio consuelo para columnistas sin columna?
Apropiarte del trabajo ajeno no es algo que pueda "pasarte" casualmente -no jodamos-, plagiar no equivale a tirarse el pedito furtivo que -desobedeciendo tu voluntad- se te escapó frente a todos y se esparció por el aire como un mal presentimiento. Nadie plagia por casualidad.'
luis pásara (perú21): 'La pregunta que finalmente importa más no se refiere al plagiario mismo. La cuestión de mayor trascendencia es qué hace una sociedad con los plagiarios cuando, como en el caso actual, el fraude queda al descubierto. Si, como en otros casos, el tema se agota en unas semanas como materia de comidilla, en definitiva no pasa nada y todo vuelve a ser como antes, habrá que reconocer una complicidad social con el plagiario. Y, admitámoslo desde ahora, en ese caso no habrá razón para escandalizarse en la próxima ocasión en que aparezca un plagiario.
Si, en cambio, el transgresor recibe la sanción social que merecen la pereza, la arrogancia y el desprecio que hay en un plagio -más reprobable cuanto mayor es la estatura del plagiario-, entonces podrá decirse que esta sociedad aún tiene reservas morales.'
también rocío silva santiesteban (la república, mañana cuando este el enlace).

fin

ver en la chologósfera:
la renuncia en el útero de marina
sin pena ni gloria en el fondo del vaso (¿de whisky?)
la morena le regala un manual contra el plagio a bryce
josé alejando le dice adios a alfredo bryce desde el tercer piso

se acabó, ahora sí

postdata: este post está escrito usando el maravilloso sistema ubuntu, linux para seres humanos (en su versión live). lamentablemente mi disco duro murió, desapareció, la pc no lo reconoce. si alguien sabe qué puedo hacer, se reciben sugerencias.

perútags:

2 comentarios:

  1. ¿Para cuándo el primer capítulo sobre el asunto de Matos Mar? No me digas que hay que seguir las incidencias de ese asunto en el blog de Rendón porque yo no entro a ese blog. Si no pasó nada di que no pasó pero si pasó, dilo; pero no te quedes callado.
    Saludos
    BYH

    on 7:01 p. m.


  2. Roberto said,

    yo, como varios de los que pasamos por el IEP (ya no laboro allí, aunque, y no lo niego, me siento aún vinculado, habiendo trabajado cinco años en esa casona de jesús maría), hemos escuchado miles de cosas sobre josé matos mar, algunas demasiado fantásticas para creer. cuando yo pregunté por pruebas, nadie quizo darlas, porque todos son rumores. así lo quisieron los implicados, y lamentablemente, no es mucho más lo que se pueda averiguar.

    lo que sí es cierto es que el gobierno de matos mar en el IEP terminó con la creación de una asamblea de socios que cada dos años elige a su director (eso, con matos mar, no existía). matos mar terminó alejado del IEP y se fue a méxico. sintomático de esto es que su desborde popular haya sido reeditado por el congreso de la república y no por su antigua casa institucional.

    saludos

    on 7:32 p. m.