Estamos en el nuevo sitio: EL BLOG DEL MORSA - HTTP://WWW.ELMORSA.COM

dos notas sobre pinochet

para empezar, una que publica litio en el blog el otro tambor, y que pertenece a manuel guerrero antequera. antes de colocar un extracto, me parece siempre pertinente a aquellos que dicen cómo deben o debemos comportarnos frente a un hecho tan importante como la muerte del ex dictador augusto pinochet, que es siempre necesario ponernos en las botas de los otros. las víctimas y sus familiares pueden celebrar con todo derecho con la muerte de su asesino y torturador, ya que un ciclo se va cerrando. no más el cinismo de sus palabras en los medios, no más la mentira en el rostro.

ahora un extracto de las palabras de manuel guerrero antequera:

¿Recuerdas que se te ocurrió prohibir interpretar música con instrumentos andinos, o publicar fotografías en los medios como Apsi, Análisis, Cauce y Fortín Mapocho, los que salían a la calle con recuadros en blanco? ¿Alguna vez creíste seriamente que esas medidas absurdas detendrían las ansias de verdad y justicia de todo un pueblo? ¿Cuando, por orden de los servicios secretos que tú dirigías, secuestraste a papá en 1976 realmente pensaste que nos quedaríamos tranquilos y que él, una vez libre, no denunciaría por todo el mundo las infamias que cometías contra tus propios compatriotas? ¿Acaso consideraste que asesinando a Victor Jara su canto nuevo dejaría de crear conciencia social? ¿Que eliminando al Presidente Salvador Allende no se volverían a abrir las anchas alamedas?
para leer el artículo completo, hacer click aquí

luego, quiero publicar un fragmento de un artículo que reproduce martín tanaka en su blog, perteneciente a alan angell, politólogo de la universidad de oxford (y dirigido a los incansables y absurdos fanáticos del "milagro pinochetista"):
The second justification is that Pinochet created a model free-market economy. It is certainly true that there was massive privatisation and effective reduction of inflation. But the negative features are huge. The overall growth rate of the seventeen years of his rule was dismal - a little over 2% per annum. He engineered two massive recessions - that of 1975 (which could partly be blamed on the situation he inherited), and one of 1982-83 (which was due entirely to the regime's economic policies).

There was enormous social suffering - unemployment at its peak was over 30%, and over 40% of the population were in poverty at the end of his regime. His government reduced social spending, with dire consequences for the quality of public health and education. Moreover, despite the commitment to neo-liberalism, the largest state asset, the state copper corporation Codelco, was not privatised, and Pinochet's regime received colossal financial support from a state company nationalised by the Salvador Allende regime.

I could go on: the much-vaunted pension privatisation is now under attack, the central bank only achieved real independence under democracy. In truth, only after the recession of 1982-83 did the regime adopt sensible macro-economic policies.

It must also be stressed that these economic measures were accompanied by corruption which benefited Pinochet's supporters - and also, we know now, the man and his family himself. The privatisations were used to reward supporters, and there was little transparency or effective regulation. The rich benefited enormously in Pinochet's government leaving Chile with the legacy of one of the most unequal income distributions in the world.

The claim that Pinochet ruled for the benefit of the country can no longer be sustained. Undeniably, Chile has seen great economic progress since 1990 but this, I would argue, is the product of the policies of the democratic governments and not the legacy of Pinochet.
no puedo dejar de mencionar que gonzalo portocarrero pone paños fríos y nos hace preguntar sobre la dimensión humana del mal y de los peligros de satanizar (y por tanto deshumanizar) al ex dictador.

como comentario, solo cabe repetir lo que sugerí en las primeras líneas. si acaso la cosificación no corresponde a una suerte de ritual o anti duelo, en el que las víctimas y sus familiares pueden descansar mejor.

perútags:

6 comentarios:

  1. Anónimo said,

    Caemos en el vicio de las "voces autorizadas"... Analisis de prestigiosas revistas como "the Economist", prensa especializada como The Wall Street Journal, e incluso premios nobel como Becker y el recientemente galardonado Edmund Phelps, coinciden en lo que Friedman llamara "milagro chileno" (que no pinochetista), y que se evidencia en medidas liberales que se hicieron "de exportacion" como lo de las AFP's adoptadas hasta en los paises nórdicos. Aunque el gobierno de Pinochet no implementara todas las recomendaciones de Friedman, las que aplicó lograron salvar la economia chilena y ponerla adelante de sus vecinos, mas grandes en territorio, mas ricos en RR.NN.

    El problema con nuestros intelectuales organicos "keynesianos" (tanaka, manrique, etc.) es que no conciben que sea el impersonal y veleidoso mercado el mejor redistributor de la riqueza en lugar del "racional" estado. Lamentablemente la historia les ha contradicho de una forma tan contundente, que parecen haber caido en la negacion de la realidad.

    Guille da Maus

    on 3:24 p. m.


  2. Roberto said,

    cierto guille.

    pero de nuevo entramos en el reino de las especulaciones, porque no ofreces mayor evidencia. ni frente al hecho que chile sea uno de los países más desiguales de la región, ni que su índice de movilidad social sea similar al peruano (lo que quiere decir, que no todos tienen las mismas oportunidades, y eso se opone en todo sentido a una lógica liberal, por lo menos desde adam smith para adelante).

    lo de las afp's es totalmente rebatible, como se ha visto en las últimas elecciones y el debate chileno: han demostrado todos sus límites al momento de redistribuir riquezas.

    pero bueno, sigues dándole lata y no rebates los puntos claves: 1) pinochet llevó a su país a una fuerte recesión el año 1982 y tuvo que recurrir a un salvataje económico justo a aquellos críticos a su sistema autocrático. en la negociación política, eso significó los sucesivos plebiscitos y la posterior transición democrática (muy a su pesar, la verdad). 2) más que un liberal, pinochet era un corporativista, que no dudó en controlar distintos sectores "estratégicos" dentro del estado. jamás de los jamases hubiera privatizado sus minas de cobre. 3) en un sistema liberal (a lo popper) el pluralismo y la existencia de distintos partidos de oposición regula el accionar del estado y la corrupción. eso no ocurrió en el régimen de pinochet y recién se ven los escándalos de fraudes y robos.

    antes de rebatir ad hominem, rebate los datos y las interpretaciones.

    aunque es mucho pedir, ¿no?

    on 3:33 p. m.


  3. Roberto said,

    otro sí guille: ¿por qué no hablar más bien de aquellos liberales que se opusieron a pinochet y a sus abusos? ¿por qué no levantar figuras dentro de la derecha que denunciaron las muertes, desaparaciones y torturas?

    on 3:39 p. m.


  4. Anónimo said,

    No se tratan de especulaciones sino de la realidad, querido coreuta. No hay que cegarnos por el mero gusto de darle duro al facista pinochet. Chile desde la segunda mitad de los 80 ya era ejemplo de crecimiento económico y, por tanto, de lucha contra la pobreza (que no es lucha contra la desigualdad, por si acaso). No es por nada que en la campaña presidencial de los 90 había voces que clamaban porque el Perú tuviera un gobernante como Pinochet (a pesar de lo famoso que ya era por sus violaciones de los DD.HH.) para remontar la hecatombe dejada por el aprocalipsis. No es por nada que paises como Suecia adoptaron el modelo chileno de privatización de los fondos publicos de pensiones que empezó a aplicarse junto con otras medidas, desde 1981 y que despues del "shock" liberal (que se puede ver en los graficos) rindió sus frutos pocos años después.

    Lo que no significa que Chile ni mucho menos pinochet se hubieran convertido al liberalismo totalmente. Efectivamente muchos liberales fustigan que el regimen de pinochet no aplicara todas las recomendaciones de Friedman y mantuviera monopolios estatales. Con todo, repito, es innegable que esa dosis de liberalismo salvó a Chile y le dió el empujón que necesitó para ponerse adelante de nosotros dentro de un plazo relativamente corto (por ejemplo, nuestros más optimistas economistas calculan que alcanzaremos a Chile dentro de 10 años)

    Guille da Mauss

    on 5:20 p. m.


  5. Muerto Pinochet: Victor y Salvodor viven siempre:

    Siamo in cinquemila, qui,
    In questa piccola parte della città.
    Siamo in cinquemila.
    Quanti siamo, in totale,
    Nelle città di tutto il paese?
    Solo qui
    Diecimila mani che seminano
    E fanno marciare le fabbriche.
    Quanta umanità
    In preda alla fame, al freddo, alla paura, al dolore,
    Alla pressione morale, al terrore, alla pazzia.

    Sei dei nostri si son perdi
    Nello spazio stellare.
    Uno morto, uno colpito come non avevo mai creduto
    Si potesse colpire un essere umano.
    Gli altri quattro hanno voluto togliersi
    Tutte le paure
    Uno saltando nel vuoto,
    Un altro sbattendosi la testa contro un muro,
    Ma tutti con lo sguardo fisso alla morte.
    Che spavento fa il volto del fascismo!
    Portano a termine i loro piani con precisione professionale
    E non gl'importa di nulla.
    Il sangue, per loro, son medaglie.
    La strage è un atto di eroismo.
    È questo il mondo che hai creato, mio Dio?
    Per tutto questo i tuoi sette giorni di riposo e di lavoro?
    Tra queste quattro mura c'è solo un numero
    Che non aumenta.
    Che, lentamente, vorrà ancor più la morte.

    Ma all'improvviso mi colpisce la coscienza
    E vedo questa marea muta
    E vedo il pulsare delle macchine
    E i militari che mostrano il loro volto di matrona
    Pieno di dolcezza.
    E il Messico, Cuba e il mondo?
    Che urlino questa ignominia!
    Siamo diecimila mani
    In meno che producono.
    Quanti saremo in tutta la patria?
    Il sangue del Compagno Presidente
    Colpisce più forte che le bombe e le mitraglia.
    Così colpirà di nuovo il nostro pugno.

    Canto, che cattivo sapore hai
    Quando devo cantar la paura.
    Paura come quella che vivo,
    Come quella che muoio, paura.
    Di vedermi fra tanti e tanti
    momenti di infinito
    in cui il silenzio e il grido
    sono i fini di questo canto.
    Ciò che ho sentito e che sento
    Farà sbocciare il momento.
    (Victor Jara, trad. Riccardo Venturi)



    Vik blogger italiano de Milan

    http://guerrillaradio.iobloggo.com/archive.php?eid=1444

    on 2:16 p. m.


  6. litio said,

    Editorial del diario La Nación del 12 de diciembre.

    Escondidos detrás del “modelo”

    Los herederos civiles se han parapetado en lo que -para ellos- es “la gran obra” del dictador: el “modelo económico” y “la modernización” de Chile. Es lo único de lo que pueden hablar sin sonrojarse y mantener así la coraza de cartonpiedra con la que se han cubierto.

    De “lo otro”, la violación sistemática de los derechos humanos cometida por agentes del Estado amparados por Pinochet, nada. Salvo alusiones editoriales a regañadientes. Recurren al contexto. Y sacan a colación hasta la guerra fría.

    Los que ahora mantienen la voz en alto por siquiera salvar “el modelo” son los mismos que pusieron el grito en el cielo cuando supieron de los millones de dólares en las cuentas de Daniel López y los otros alias usados por el autócrata.

    Ni “el modelo” se salva. Los gobiernos de la Concertación han debido destinar sus mejores esfuerzos a insuflar de manera creciente políticas de justicia social destinadas a reparar el daño sísmico en la estructura social de los chilenos, heredada de los Chicago boys y sus colaboradores.

    En marzo de 1990, cuando los demócratas asumieron el Gobierno en Chile, había 40% de compatriotas viviendo en la pobreza o simplemente en la indigencia. La infraestructura del país sencillamente arrasada: hospitales, escuelas, vías férreas, carreteras… Las propias dependencias del aparato público pauperizadas.

    Ése es el legado de Pinochet y sus asistentes económicos, desde Sergio de Castro a Hernán Büchi: un Chile donde los más ricos eran cada vez más ricos y los pobres cada vez más pobres.

    Ahora, 16 años después, podemos recién levantar la vista y mirar con dignidad a los millones de mujeres y hombres -niñas, niños y ancianos- que fueron aplastados no sólo por la crueldad del mercado. También por la crueldad de Pinochet y sus lugartenientes civiles.

    Todavía nos queda mucho por recorrer. Hay que terminar con las enormes desigualdades económicas.

    La poderosa red del sistema de protección social -Chile Solidario, Chile Barrio, etc.- está alcanzando su madurez. Ahora se acometen los desafíos de asegurar la igualdad desde la cuna, incorporar los mecanismos que hagan que nuestra educación tenga una calidad que garantice a todos un mínimo de oportunidades. Hay nuevos mecanismos para llevar la ayuda estatal a quienes lo necesitan, a aquellos que ni siquiera están en condiciones de entrarse de cuáles son sus derechos y beneficios por el solo hecho de vivir en este país.

    Pronto deberemos acometer la tarea de reformar el sistema de pensiones y hacer que la justicia distributiva tenga una fuerte dosis de solidaridad. Nuestro régimen de pensiones es injusto y su fuente de legitimidad espuria.

    Con el Plan AUGE se está cerrando el ciclo de recuperación de la red de salud pública. Fonasa ha introducido fuertes mecanismos de competencia, para hacer que no haya salud para los ricos -los que las isapres aguantan hasta cuando son rentables- y para los pobres -la pública.

    Ayer la Presidenta Bachelet recibió el informe del Consejo Asesor de Educación. Ahí están las bases de la profunda transformación que debemos hacer si, en verdad, aspiramos a transformarnos en una nación desarrollada partícipe de la democracia deliberativa como la de los Estados más avanzados.

    ¿Cómo se instauró el “modelo”? Con una curiosa alianza cívico-militar. De un lado, los economistas instruidos por Milton Friedman; del otro, el jefe de la DINA y sus esbirros menores. Cada uno a sus tareas. Que una mano no supiera -no quisiera saber- lo que hacía la otra.

    El “modelo” de Pinochet y los Chicago boys -como enfatizan estos civiles de la dictadura- se construyó sobre la sangre de miles de compatriotas asesinados, torturados, exiliados, expulsados de la administración pública (Büchi cesó a Tucapel Jiménez, meses antes de su asesinato. Éste es un ejemplo de las dos manos y una sola cabeza: la de Pinochet), sobre el 10% hurtado de las pensiones de los jubilados…

    El “modelo” de Pinochet y los Chicago Boys se construyó sobre los millones de mujeres y hombres que trabajaron casi como esclavos en el PEM y el POJH.

    Ésa es la verdad.

    Ni el dictador ni ninguno de sus ayudantes en el Ministerio de Hacienda habría podido firmar ni un solo tratado de libre comercio. ¿Con qué legitimidad se iban a sentar, por ejemplo, a la mesa de negociaciones con los miembros de la Unión Europea?

    En el otoño de 1983, cuando la irrupción del descontento social era inevitable, un editorialista mercurial escribió que el general -entonces ya se había autodenominado capitán general- corría el serio peligro de quedarse sólo con sus valientes soldados. Dijo algo así como que en Chile había libertad para poder elegir entre tres o más clases de pate fois, pero ni un atisbo de libertad política. Para entonces, todavía había estado de guerra, toque de queda, censura de libros, bandos militares, “L” en los pasaportes… Ese autor fue despedido por su empleador en cinco minutos -que viajó especialmente a Santiago desde el extranjero. Años después, Pinochet le asignó la embajada en Buenos Aires….

    ¡Ay de los economistas y el general Pinochet! Ni liberales ni demócratas. En estas páginas reproducimos la respuesta elocuente de un connotado liberal español a un defensor del dictador y sus contadores: neolibremercadistas de bolsillo…

    Si ni “el modelo” se (lo) salva…

    on 7:44 a. m.