Estamos en el nuevo sitio: EL BLOG DEL MORSA - HTTP://WWW.ELMORSA.COM

roncagliolo, devuélveme mi dinero



mientras cecilia valenzuela funge de crítica literaria en la televisión entrevistando a santiago roncagliolo sobre su "cuarta espada", carlos cabanillas en caretas hace una suerte de anti-facts del libro de aventuras periodísticas del escritor transatlántico:

Hay erratas a subrayar para la inminente reedición (3 mil ejemplares volaron en 3 semanas): las elecciones para la Constituyente no fueron en 1979 (p.82), Benedicto Jiménez no es congresista (p. 284); J.C. Mariátegui no fundó el PCP; Montesinos y Guzmán no conversaron “durante un año dos veces por semana” (p.199) y los senderistas no “se adueñarían de las cabezas de los estudiantes en toda la región” (p.52) –C.I. Degregori y Carlos Tapia son excepciones vivientes–. Posible error: si el primer congreso de SL coincidió con las excursiones cantineras del autor y su novia, éste habría tenido 13 años en 1988.

Otras críticas implican fuentes. La blogósfera señala similitud entre una respuesta de Elena Iparraguirre y lo que previamente contestó a CARETAS 1974. La primera: “Me tuve que amarrar el corazón con las tripas para hacerlo…”. La segunda: “Me até el corazón con mis tripas y salí sin voltear atrás…”. Roncagliolo dice que ella ha repetido la expresión en otra entrevista más, con la CVR.

Allegados a la CVR, a su vez, han expresado malestar ante la frase “¿Alguien sabe quién chucha es Saturnino Paredes?” (p.77), atribuida al Dr. Salomón Lerner Febres. El periodista Juan Gargurevich se suma al reclamo en su blog tiojuan.wordpress.com, explicando que el rector de la PUCP no se expresa con esas finuras. Testigos de las conversaciones aludidas dicen que la frase es falsa. Ojalá se aclare.

añado otras:

- los wari no se aliaron con los españoles para derrotar a los inkas. los wari desaparecieron con el horizonte medio.
- efectivamente, el mito de inkarrí se relaciona con la ejecución de túpac amaru, pero túpac amaru I (y no el segundo como afirma santiago roncagliolo). hubo casi 200 años de diferencia entre el primer y segundo hecho. y este hecho no ocurrió en ayacucho, sino en cusco.
- para los frikis: la idea de la fuerza en el universo de star wars viene de las observaciones de george lucas del qi oriental. es una energía vital que mueve el universo. el marxismo de sendero luminoso es, por el contrario, opuesto a cualquier espiritualismo y más bien exhuda una lógica instrumental en todos sus poros. compararlo con la fuerza de luke skywalker deja a santiago roncagliolo como un perfecto ignorante de la cultura pop occidental.

actualización uno. "Como vemos, la rebelión no fue producida por una rabieta characata por un joven herido, como insinúa Roncagliolo. El detonante de la rebelión de junio de 1950 – que, por cierto, tiene raíces más profundas – fue la represión salvaje de la población por parte del Ejército, que trajo consigo la muerte de varios manifestantes, junto con un grupo considerable de heridos." (fuente: realpolitik)

actualización dos. en la página 156 roncagliolo dice "a lo largo del año siguiente dieciocho estudiantes de la Universidad de La Cantuta fueron ejecutados o desaparecidos....". a menos que él sepa algo que nosotros no, en la universidad la cantuta un comando de inteligencia del estado peruano desapareció y asesinó a 9 alumnos y un profesor.

actualización tres
. dice ocram en los comentarios: "Roncagliolo afirma que Augusta La Torre aparece en el video de Zorba el Griego . ¡Tremenda rocaza! Una visita a Google nos cuenta que "Norah" murió en 1988 y el vídeo de Zorba fue grabado un año después."

actualización cuatro
. "El padre de Blanca Revoredo no fue policía. Su padrastro, sí."

actualización cinco. "En la página 67 de LA CUARTA ESPADA se lee: “ En 1975 , Pol Pot tomó el poder en Camboya. Ese año, Ho Chi Minh, con ayuda de la guerrilla del Vietcong, casi sin armas y sin dinero, derrotó nada menos que a Estados Unidos.” La verdad es que el legendario líder vietnamita Ho Chi Minh ya había falleció el 3 de setiembre de 1969 . Además, Estados Unidos fue derrotado en 1973, año en que Nixon ordenó el retiro de sus tropas y firmó el acuerdo de paz." (arturo gómez)

invito a la blogósfera a añadir los bloopers de roncagliolo. tanto en la sección de comentarios como a mi correo personal.

más: apostillas a la cuarta espada de santiago roncagliolo

perútags:

22 comentarios:

  1. Anónimo said,

    BUENA GENTE

    Estimado Roberto:

    Haces bien. Nunca está de más hacer notar —aunque sea indirectamente— cómo se manejan las editoriales españolas, desgraciadamente, cada vez más entronizadas en el castigado mercado latinoamericano.

    El grupo Planeta ya no sabe qué premio crear (revisen Wikipedia y se toparán con ¡19!, sin contar al tan cacareado Planeta-Casa de América, otorgado hace poco al inefable Alonso Cueto) para colocar a sus autores. Lo gracioso es que premian con dinero y difusión no sólo a los “ganadores”, sino también a los finalistas (como Jaime Bayly y Boris Izaguirre, simpáticos comunicadores que pasan ahora por grandes novelistas gracias a este certamen). A propósito, ayer me enteré del triste destino de José Ángel Mañas —otrora “enfant terrible” de la literatura española, autor de novelas “malditas” que recibieron amplia exposición mediática cuando ese tipo de libros era “lo que había que leer”—, ahora prácticamente obligado a publicar una novela histórica (“El secreto del oráculo”), porque eso es lo que mueve más dinero en estos tiempos.

    Alfaguara hace todo lo que puede para promocionar a los ganadores de su millonario premio, algo no tan difícil si tomamos en cuenta que esa editorial pertenece al grupo Prisa, dueño de El País —como dice la misma Wikipedia, el diario no deportivo de mayor difusión en España— y de un suplemento cultural tan recurrido como Babelia; y eso que no estamos mencionando el no tan velado padrinazgo de ciertos autores consagrados con respecto a sus colegas menos conocidos (claro que pertenecientes al mismo sello), como cuando aparecen algunas líneas elogiosas de Vargas Llosa acerca de Fuguet en el último libro de éste.

    Anagrama, aparentemente menos contaminada por los afanes comerciales que Alfaguara y Planeta, hace mucho que dio el espaldarazo definitivo a la carrera de Bayly (quien, si mal no recuerdo, también recibió el apoyo de Vargas Llosa al publicar su primera novela… ¡cuando ambos pertenecían a Seix Barral!), premiando “La noche es virgen”, una de sus novelas más mediocres. Lo de Cueto y su “Hora azul” ya es historia conocida. Hoy en día, el sello de Jorge Herralde le sigue el juego al mercado, contribuyendo a crear la idea (por no decir la necesidad) de una literatura que refleje los años de violencia política en el Perú. Al menos las tres grandes editoriales creen en ello, o en que hay ahí una tremenda veta por explotar (ya sabemos en qué sentido).

    Y hablando de explotar, ahí está el patético caso de Roncagliolo, un autor muy decoroso —como dijo alguna vez Vargas Llosa acerca de Ribeyro—, que cada vez da más muestras de no estar a la altura de las circunstancias, es decir, de no saber decir no cuando la situación lo amerita y, lo que es peor, no saber reconocer sus propias limitaciones. Su best seller acerca de Abimael Guzmán es la mejor prueba de que un premio como los que entregan las grandes editoriales españolas —de los que dependen tantas personas: empresarios, periodistas, libreros, distribuidores, importadores, otros autores, etc.— es una carga demasiado pesada, una inmensa cruz, para alguien como Roncagliolo, un autor todavía joven y con mucho camino por recorrer. Tal vez algún día nos entregue una novela realmente valiosa, quién sabe. Por ahora, Santiago es, por sobre todo lo demás, un pata con cara de buena gente.

    Anónimo Veneciano

    on 6:58 p. m.


  2. LuchinG said,

    Acabo de terminarla hace unos minutos. Más allá de detalles que para mí pasar desapercibidos (desconozco tanto de los Wari como de los Jedi) hay algo que no logra este libro que creo era algo fundamental: dar una dimensión de la tragedia. La cifra de muertos y los casos presentados de violaciones a los derechos humanos no me parece que lo logren. Pero no puedo negar que, dentro de todo, por más salsa que me caiga este pata (lo vi ayer en LVI), el libro logra poner en un solo sitio una gran cantidad de puntos de vista que un joven de 20 no tiene cómo haber escuchado. A pesar de las metáforas ridículas, el mercenarismo confesado y la falta datos rechequeados (hasta yo me acordaba aquello de que Mariátegui no había fundado el PCP) eso ya es algo.

    on 10:28 p. m.


  3. Roberto said,

    ya, ok, pasan desapercibidos. pero tratándose de una crónica (y no una obra de ficción con licencias históricas), ¿no dirías que te devuelvan el libro con las correcciones hechas?

    on 11:17 p. m.


  4. ilparra said,

    Navegando por la red mi barca ha atracado en el puerto de tu blog. Felicidades, si quieres venir a visitarme…
    Ciao

    on 6:36 a. m.


  5. LuchinG said,

    No, yo lo compré pirata.

    on 8:23 a. m.


  6. Roberto said,

    siempre haciendo patria :)

    on 8:26 a. m.


  7. hidalgo said,

    Estudio en la facu con santi y lo recuerdo como el chico que le caía bien a todo el mundo porque a pesar de ser inteligente no se sobraba y tenía un trato horizontal con todos. Pero recuerdo también que el Club de la Maledicencia de entonces señaló con perspicacia del Diccionario del Diablo de Bierce -libro harto recomendable - que quien le cae bien a todos es porque algo oculta. Más allá de la pedagogia del libro, hay que señalar la megalomanía del autor que declara que toma la voz de los 69 mil muertos para escribir el libro. Que yo recuerde, a Homero y a Tolstoi solo se le permiten esas perlas

    on 4:39 p. m.


  8. LuchinG said,

    Hidalgo, creo que has dado en el clavo, eso esa es la razón por la que este pata ma cayói mal cuando lo vi en LVI: tiene cara del niño bueno que le cae bien a todo el mundo. Un Hello Kitty andante.

    on 8:46 a. m.


  9. Anónimo said,

    Hoy Planas señala que esta es una virtud de la cuarta espada de Roncagliolo

    "Si se le critica al escritor convertirse en protagonista del libro, si se le niega escribir la crónica íntima de un joven escritor de éxito que vuelve al país para cumplir una comisión periodística y, con ello, recordar la pesadilla, entonces estamos repitiendo el pensamiento dogmático que el mismo libro critica. A pesar de que hay varios libros periodísticos con información tanto más extensa como rigurosa, "La cuarta espada" vale la pena por la polémica que despierta y porque por primera vez, la generación que vivió el terrorismo en su infancia demuestra que tiene algo que decir".

    Qué le pasa a Quique. Si Santiaguito no hace jamás autocrítica en todo el libro respecto de sío y de su grupo, jamás se retrata frívolo e indolente, jamás dispara contra sí, por favor!...

    on 11:29 a. m.


  10. Anónimo said,

    ¿Un libro es valioso por qué es polémico? ¿quién dijo eso? ¿kike planas o susy díaz?

    te me caiste kike

    on 11:54 a. m.


  11. Angel said,

    Leí el mencionado artículo de Carlos Cabanillas y parecío de lo más vil. Esté Sr. se acercó cual vívora para realizar una entrevista a Santiago, en la que le preguntaba sobre algunos datos y las típicas preguntas de periodista primarioso. La entrevista nunca salío, solo aparecío su pequeño artículo carroñero que da cuenta de su pobre calidad periodistica. Es una pena, que pudiendo actualizar la discusión de un tema vital en la socio política peruana, se fijen en la paja del ojo ajeno. Asi es nuestro país pues, cuando cambariaremos?

    on 12:06 p. m.


  12. ocraM said,

    Morsa, una amiga me hizo notar esto:

    Roncagliolo afirma que Augusta La Torre aparece en el video de Zorba el Griego .

    ¡Tremenda rocaza! Una visita a Google nos cuenta que "Norah" murió en 1988 y el vídeo de Zorba fue grabado un año después.

    Otro punto para el factchecker.

    on 8:02 p. m.


  13. Anónimo said,

    Otro: el padre de Blanca Revoredo no fue policía. Su padrastro, sí.

    y habría que ver si nancy obregón suscribe sus palabras que la pintan tan 'senderisticamente'

    on 4:13 p. m.


  14. Black_Jack said,

    Pues yo aun no compro el libro, mas bien ante tanto pro y contra creo que me lo regalare para Navidad, para leerlo, hacer mi propio juicio y encontrarle mas errores XD

    Por cierto, Hugo Neira ha dado su critica al respecto:
    http://www.youtube.com/watch?v=lfi_KrjtCeQ
    http://www.youtube.com/watch?v=z1HdgvYUck8
    ¿Que opinan?

    on 7:59 p. m.


  15. Marco said,

    En un trabajo de investigación de un tema tan complejo y siniestro siempre hay errores. Es bueno que esto se haga notar. Sin embargo hay que rescatar el valor y el trabajo de Roncagliolo en publicar su libro. Los lectores podremos leer este y más libros para conocer más nuestra tragedia en el Perú. La verdad tiene mchos caminos.

    on 4:23 a. m.


  16. Hola Roberto. En la página 67 de LA CUARTA ESPADA se lee: “ En 1975 , Pol Pot tomó el poder en Camboya. Ese año, Ho Chi Minh, con ayuda de la guerrilla del Vietcong, casi sin armas y sin dinero, derrotó nada menos que a Estados Unidos.”

    La verdad es que el legendario líder vietnamita Ho Chi Minh ya había falleció el 3 de setiembre de 1969 . Además, Estados Unidos fue derrotado en 1973, año en que Nixon ordenó el retiro de sus tropas y firmó el acuerdo de paz.

    Saludos

    on 5:43 p. m.


  17. Sobre los chancas:

    En la página 47 de "La Cuarta Espada" Roncagliolo afirma que los famosos guerreros chancas “se aliaron a los españoles para liberarse de los incas y luego combatieron ferozmente a los nuevos invasores”. Estos datos no tienen base histórica.

    Los cronistas e historiadores nos explican la gran ayuda que recibió Francisco Pizarro de los curacas huancas, también de los tallanes, chachapoyas, cañaris, chimús, incluso del pequeño señorío de los huaylas; pero de una alianza hispano-chanca no hay referencias documentadas. Roncagliolo tampoco citó algún historiador que haya descubierto tal alianza y en su bibliografia no hay ninguna crónica o libro sobre el tema.

    Y sobre los feroces ataques chancas contra los “nuevos invasores” no hay noticias en las crónicas de la época; los que sí combatieron contra los conquistadores fueron los Incas de Vilcabamba, pero desde las montañas selváticas del Cusco. Y el movimiento Taki Onqoy, surgido en tierras de los soras y lucanas fue de carácter religioso y sus predicadores no armaron ningún ejército feroz.

    Sobre José Carlos Mariategui en "LA CUARTA ESPADA" pueden leer en http://amautacuna.blogspot.com/2007/12/sobre-mariategu-en-la-cuarta-espada.html

    on 1:56 p. m.


  18. Julio said,

    Que bueno que se agote una edición (bueno para un país que no lee), ni que decir del agotamiento de las ediciones independientes o piratas.

    Criollazo querer desacreditar una obra por la forma y no por el fondo.

    El que debería devolver el dinero es mocram por vender este post como uno de los diez mejores del 2007.

    on 3:24 p. m.


  19. Anónimo said,

    La espada de un mercenario de las palabras

    A Santiago Roncagliolo no le alcanzó ser un “mercenario de las palabras” para desentrañar el intrincado misterio que oculta Abimael Guzmán detrás de sus carnes. “La cuarta espada” nuevamente nos trae al terreno de la buena narrativa de Roncagliolo, pero no alcanza a establecer el “punto de quiebre”, la hora crucial o el hecho punible que finalmente van a inclinar a Guzmán a tomar la decisión de iniciar una guerra. El mismo autor reconoce que la tarea de develar el pasado se convierte en una pared de concreto, puesto que para Abimael Guzmán esa es una etapa en paréntesis de su vida: en ese tiempo no tenía ideas políticas

    ¿Serían la soledad de la niñez ilegítima, el amor fallido o una hija extraviada los detonantes para le decisión crucial? ¿Habría cambiado un final feliz la historia del Perú? Existen ciertas circunstancias que provocan decisiones en que los seres humanos cambiamos para siempre. Si algunas de las mencionadas arriba es un causal de desembocar en un genocidio, entonces ya no estaríamos aquí. No hay en esta patria alguien que pueda jactarse de haber vivido un conflicto personal. Por eso la explicación que intenta Roncagliolo no deja de ser pueril. Más bien, lo que sin proponerse descubre, es que las circunstancias se van prestando, una por una, hasta convertirse en la suma de todos los males.

    ¿Era conciente Guzmán que su decisión iba a costar miles de muertes? ¿O era simplemente un truculento ideólogo de revoluciones detrás de un escritorio y unas gafas?


    Puesta en escena

    La narración fluye bien y en orden, con arranques de sinceridad oportunos, puesto que el esfuerzo del autor es demostrar que es imparcial. Trata de explorar la humanidad por encima del contexto ideológico, que es la carga emocional más fuerte que poseen los senderistas. Para un occidental común y corriente es difícil ponerse del otro lado. Nadie puede entender, por ejemplo, como un talibán es capaz de inmolarse con varios kilogramos de dinamita en el cuerpo. ¿Es loco? No. Su nivel de conciencia es otro y los valores que están introducidos para bien o para mal en su mente tienen una categorización ajena a la que nosotros poseemos en nuestra cultura.

    Guzmán Reynoso optó por una vertiente similar. Él, sin disparar una bala, sin tener tribuna mediática y sin estar presente logró maniatar la conciencia de sus huestes conduciéndolos a través de una serie de patrones conductuales que se tradujeron en disciplina partidaria, creencias inexpugnables y terror por toneladas. El escritor llega a convencernos que los terroristas son seres humanos de la otra vertiente, aunque la mayoría de los peruanos que sintieron los escalofríos de los coches-bomba y los apagones crean a ciencia cierta que son monstruos de las mejores películas de terror.

    Con algunas excepciones en cuanto a ciertas revelaciones de las personas a las que entrevistó las cosas que cuenta de Guzmán no son desconocidas, al menos para el lector habitual. Quizás el capítulo “La abeja reina”, tenga una mejor connotación porque pocas personas pueden acceder a un entorno tan plagado de muros y silencios como el pabellón de senderistas mujeres de la cárcel de Chorrillos.

    La tarea difícil del mercenario

    Si para un periodista o escritor peruano que radica en el Perú, con cientos de horas dedicados a la investigación, con vivencias cotidianas y relaciones personales al extremo, animarse a escribir un libro de esta índole es difícil, entonces para alguien cuya residencia habitual es Europa, debe ser una tarea bastante complicada. Sucede porque acceder a las cárceles en el Perú no es un cuento de hadas y porque existen innumerables procesos judiciales en donde una palabra de más o de menos puede ser usada a favor o contra los implicados.

    Lo más salomónico es arriesgarse a pasar un largo periodo encerrado o de visitas continuas a los centros penitenciarios, cosa que es, solamente de pensarlo, un riesgo personal. ¿Podría la prédica de un senderista cambiar el pensamiento de un ciudadano hecho y derecho? Una curiosa observación de Roncagliolo nos hace ver que luego de sus entrevistas dentro de las cárceles, “cuando hablas con alguien, inevitablemente le atribuyes humanidad” (pag. 187) Y descubre que a determinada edad, uniendo circunstancia, ideología, personalidad y contextos no sería absolutamente extraño que un ciudadano común y corriente tome la crucial decisión de lanzarse a una sangrienta revolución sin futuro.

    Buen intento de Roncagliolo. A veces, a base de intentos es como se da al blanco. Deja el sinsabor de no descubrir a Guzmán por completo. No lo descubre, porque no se puede entrever un punto de quiebre. Si Guzmán decidió iniciar una guerra ¿era conciente que habrían muertos, un costo social? ¿Hubiera tenido el temple de dispararle a alguien? ¿En qué punto inclina la balanza? ¿Cuándo se convirtió en un dios errático de una masa a la que le unía un hilo de ideas? Muchas dudas para tanto tema. Aunque el tiempo suele crear esa rendijas por donde el escritor-mercenario no se pudo colar.

    Carlos Enrique Freyre, Tumbes, 25 de Noviembre de 2007

    on 11:06 p. m.


  20. Roberto said,

    julio: "Que bueno que se agote una edición (bueno para un país que no lee), ni que decir del agotamiento de las ediciones independientes o piratas. Criollazo querer desacreditar una obra por la forma y no por el fondo. El que debería devolver el dinero es mocram por vender este post como uno de los diez mejores del 2007"

    bien que te guste la idea que la gente lea más. yo la verdad no sé si es bueno que los libros de coello sean los más leídos del perú. algo de bueno habrá, quién sabe.

    ahora: por forma no me quejo. el libro de roncagliolo está muy bien escrito. por fondo sí: es inexacto, poco riguroso y termina haciendo una caricatura del proceso de violencia política al poner en quinto plano los distintos factores que atravezaron la violencia política. sorry darling.

    y paja, no sabía que este era uno de los mejores posts del año. :)

    on 11:27 a. m.


  21. Anónimo said,

    Lo que dice Carlos Freyre es cierto, el libro se deja leer, pero no cumple su cometido, es un tema muy picante y complicado

    on 7:36 p. m.


  22. Una más:
    Roncagliolo menciona, cuando habla de la detención de Abimael Guzmán en 1979. de una conversación entre el lider de SL con el policia "Pablo Aguirre". Para ello se basó en el libro de Gustavo Gorriti sobre Sendero.
    Pues bien, "Pablo Aguirre" es un seudónimo utilizado por Gorriti para proteger a su fuente. Roncagliolo no se dio cuenta de ello y lo copió tal cual.

    on 9:03 p. m.