Estamos en el nuevo sitio: EL BLOG DEL MORSA - HTTP://WWW.ELMORSA.COM

política: racismo en el congreso (el affaire canchaya, parte dos)

para ver la parte uno, hacer click aquí

en el anterior post hablábamos sobre el caso de la congresista canchaya que habría explotado laboralmente a jackeline simón, obligándola a inscribirse como asesora parlamentaria, cobrado el sueldo por su supuesta labor. como afirmamos, el tema no es tanto la actitud racista o discriminatoria, sino el modo de reproducción de la misma. algo que no se toma en cuenta, por lo general, cuando uno denuncia este tipo de maltratos.


elsa canchaya. fuente: congreso de la república

que exista una naturalización del perfil de la "empleada doméstica", que se use un lenguaje despectivo (como decir, ya ni siquiera empleada..., sino "la doméstica" o "su doméstica", sacando de dentro un lenguaje de hacendado que sobrevive aún en estos días, sino que lo diga aldo mariátegui en post sobre la congresista canchaya), que se construyan relaciones de subordinación donde lo económico, lo social y cultural sean pues finalmente elementos o variables fundamentales, nos dice mucho sobre los modos que tienen el racismo y la discriminación para reproducirse en este país.

he allí por qué ana maría yáñez se equivoca al afirmar que el racismo en el perú es "solapa". claro, desde el punto de vista legal, no hay reglamentos que avalen la discriminación. eso, sin embargo, no la hace menos "caleta". ya con litio (rodrigo lajo) hemos ensayado la idea que existe una suerte de anti-capital o capital discriminatorio. cito del otrotambor:

Muchos factores nos hacen sentirnos superiores o inferiores a la persona que tenemos al frente: el sexo, la vestimenta, el modo de hablar, el tamaño, la presentación... Tendríamos que comprender cómo es que estamos siempre midiéndonos con cada persona con la que interactuamos. Por qué nos hemos acostumbrado a hacerlo así. Cómo podemos cambiarlo.
Algunos dicen que el mercado es el gran igualador que borra estas diferenciaciones. No lo es. Crea otras. Si una sociedad está programada para jerarquizar y discriminar a la gente, el mercado sólo introducirá nuevas variables de jerarquización y discriminación.
en el campo social peruano, habría un capital que juega en contra, que en vez de posicionar mejor al sujeto y/o actor, más bien lo subordina, lo descalifica. un capital discriminatorio.

así, en el caso de elsa canchaya y jackeline simón, lo que vemos no solamente es una actitud de abuso, sino también las relaciones naturalizadas que existen en el perú, entre la trabajadora del hogar y su empleadora. en vez de capitalizar a través de esa relación, simón descapitaliza, su origen social y cultural, su condición de trabajadora del hogar, juegan en contra.

seguramente veremos la sanción sobre elsa canchaya, con justa razón. pero nada asegurará que mañana se sigan reproduciendo las formas de discriminación y racismo en el perú.

perútags:

2 comentarios:

  1. Manito de cuy said,

    Realmente sería cómico, si es que no fuera tan trágico a la vez, la versión ultima de la Conchaya.

    Ahora resulta que, luego de haberse pasado una semana negando lo innegable, defendiendo lo indefendible, rechazando lo evidente, ahora pide "perdon" al estado, la colectividad, al congreso y a la sociedad (se olvidó de pedir perdon a su "asesora" y victima a quien expuso como escudo de su delito).

    Mucho se parece a aquellos delincuentes de baja monta que, sorprendidos con las manos en la masa, primero niegan, rechazan, suplican (que solo pasaban por ahi), acusan (que los policias me tienen bronca), despotrican (me han sembrado) para finalmente, frente a las evidencias irrefutables, no les queda mas camino que confesar su delito. Solamente me produce verguenza ajena.

    Ahora, fíjense que la congresista Conchaya es la única que ha ideado, planificado, organizado, dirigido y ejecutado el plan para apoderarse del dinero del estado. No es concebible que la "asesora" haya podido logarlo sin el concurso decidido de la congresista.

    De qué pide perdón la Conchaya?. De haber sido tan tonta de dejarse descubrir?. De no haber sido lo suficientemente hábil de seguir engañando una vez descubierta?. De no haber tenido la capacidad para seguir engañando al pueblo con mas mentiras?.

    En cualquier pais civilizado, la mentira es un delito que te descalifica social y legalmente. La mentira para encubrir un delito, es un nuevo delito (por que se falsea la verdad para beneficio personal e induce al error).

    La congresista Conchaya es culpable de coludirse y asociarse para robar al estado, de ser autora intelectual de un delito, de efectivamente haber robado al estado (aun asi devuelva todo, ya cometió un delito), pero, principalmente es culpable de haber MENTIDO descaradamente a la ciudadania, el estado, el congreso y a la sociedad. Una persona que miente (y peor aun cuando representa a la sociedad) está DESCALIFICADA para representar a la sociedad, por tanto debe ser Desaforada y puesta en la via judicial correspondiente para ser juzgada por sus delitos y el congreso debe DESAFORARLA e INHABILITARLA para seguir representando a la sociedad, por que la ha traicionado vilmente.

    QUE SE VAYAN TODOS !!!


    QUE SE VAYAN YA !!

    on 1:25 p. m.


  2. Anónimo said,

    El desafuero para Elsa Canchaya sería una pena benigna, debemos tener presente que es además Notaria de Huancayo; una persona que miente no puede dar fe de la verdad de los hechos, y Elsa Canchaya por mentir reiterada y cínicamente ha perdido credibilidad, por tanto, debe ser destituida como Notaria pues moralmente no se encuentra apta para ejercer el cargo.

    on 11:56 p. m.