Estamos en el nuevo sitio: EL BLOG DEL MORSA - HTTP://WWW.ELMORSA.COM

defendiendo nuestros centavos



escena: el morsa y su novia están caminando por barranco y entran a la bodega que está en la calle el sol, frente al parque confraternidad para comprar fruta y otras cosas(donde además, ojo pestaña y ceja, como se dieron cuenta luego, venden yogurt con fecha de vencimiento pasada).

vendedora: sale todo 15 soles y cuarenta céntimos.
el morsa: yap (le entrega un billete de veinte soles)
vendedora: si tuviera 40 céntimos le doy de vuelto 5 soles... (el morsa busca en su monedero y encuentra una moneda de 20 céntimos, otra de 10 céntimos y dos monedas de 5 céntimos. le entrega todo diligentemente a la vendedora)
vendedora: joven, pero estas monedas no se aceptan acá.
el morsa: ¿cómo que no? ¿no son monedas peruanas?
vendedora: sí, pero eso se acepta en metro, plaza vea, los bancos. aquí no.

cada vez que uno va a un supermercado, siempre la cajera le pregunta a uno si quiere donar sus 3 ó 4 céntimos a los toribianitos, a la orden de la santísima cruz de ña catita o a cualquier causa benéfica de turno (terremotos, heladas, etc.). nuestro instinto natural no es la ayuda al prójimo, sino no cargar esas molestas monedas plateadas de 1 y 5 céntimos. "sí, claro" y así redondeamos nuestra cuenta. si alguien de verdad acepta donar esas monedas por solidaridad, me saco acá el sombrero. pero apuesto que no llegan ni a diez las personas que dan esos céntimos a conciencia (antes ni siquiera había ese sistema. los supermercados se quedaban con el cambio).

es pues una actitud aristocrática. las monedas no nos importan. no tenemos cultura del ahorro y el cuidado de cada céntimo. esto, por el contrario, es parte de una cultura burguesa (como la de rico mc pato, que ilustra este post). ¿cambiaría mucho si exigiéramos nuestros céntimos de cambio? ¿si los guardáramos en el bolsillo y los circuláramos diariamente? quizá económicamente no, pero si quizá estimularíamos un sentido de ahorro y cuidado de cada céntimo nuestro.

por lo pronto, yo seguiré infatigablemente con mi campaña en cada establecimiento comercial. y no importa que rechacen una y otra vez mis monedas con su escudo nacional plateado.

la moneda peruana se defiende. a lo rico mc pato.

(otrosí: lo de las donaciones de metro y wong es lo más oscuro que se ha visto. ¿a alguien se le ha pasado por la cabeza cuánto realmente de lo que se dona llega a su destino? el exceso de confianza o la pasividad al entregar nuestro dinero también es señal de esa actitud aristocrática de la que se habló en este post).

perútags:

9 comentarios:

  1. fátima said,

    faltó decir que es la bodega que se encuentra a media cuadra de las mimosas... frente al parque grande.... donde atienden una pareja de esposos y un chibolo que no sabe ni cómo se llama de volado.

    cóleraaaaaaaaaaaaaaaaa

    on 11:13 p. m.


  2. Bueno, Morsa, te cuento algo que me pasó el año pasado en un establecimiento de Pastipan. Fui contento a comprar pan y me dijeron que valía veinte céntimos. Pedí 9 entre 5 frances y 4 panes de yema. En caja me dijeron que los de yema valían 25 céntimos. Así que tuve que gastar 20 céntimos más. Me enojé. Fui al día siguiente con ganas de vengarme y pagué con monedas de 5 céntimos 3 panes de yema. La cajera no quiso aceptar las monedas en primera instancia pero le dije que tenía que hacerlo. Ella, probablemente notando la oscuridad de mi piel mestiza me dijo "Es que la gente de acá me devuelve las moneditas". Actitud aristócrata y racista al mismo tiempo.
    Bueno, al menos aceptan esas monedas, no como la mayoría de bodegas y panaderías que redondean a su favor.
    PS. Mi sueño personal es pagar mi pasaje de micro con monedas de 1 céntimo

    on 11:38 p. m.


  3. NENE said,

    En una época tuve varias moneditas de 1 centimo y 5 centimos, y todos los días pagaba así en los micros con mi carnet de universitario :D

    Me hacían chilla, pero era lo único que tenía y sino me bajaba, me bajaba a pocas cuadras de San Narcos :P , así que normal. :D

    on 12:16 a. m.


  4. Anónimo said,

    Sugiero siempre dar esos vueltos de centavitos a los ancianitos que se encuentra uno en la calle. Estoy más que seguro que ellos sabrán dónde las reciben.

    on 2:03 p. m.


  5. Javier said,

    Morsa, imagino que devolviste la compra y te habrás ido a otra bodega. Que quince soles y pico perdidos duelen para cualquier comerciante. Así aprenden también.

    on 2:46 p. m.


  6. litio said,

    asi que andan por el barrio y no pasan a visitar. qué fea actitud. asi es la fama pe. jeje

    on 4:50 p. m.


  7. Carlos said,

    Acusalo con tu Banco Central, Kiko:

    TITULO III

    Atribuciones, Obligaciones y Prohibiciones

    Capítulo Primero

    Atribuciones y Obligaciones

    Artículo 43.- Los billetes y monedas que el Banco pone en circulación se expresan en términos de la unidad monetaria del País y son de aceptación forzosa para el pago de toda obligación, pública o privada.

    http://www.bcrp.gob.pe/bcr/Normas-sobre-Tesoreria/Articulos-2-y-42-al-50-de-la-Ley-Organica-de.html

    on 1:34 p. m.


  8. jota said,

    como es el tema de los impuestos con estas moneditas donadas? porque la suma no es nada desdeñable, no?
    presumo que llega a ser una suma considerable la que se recauda con los redondeos y las donaciones. yo no se como es la figura de "donación a terceros" que es la q usan los supermercados, pero si no me equivoco, cuando una empresa dona una cantidad de dinero, hay un descuento en la cantidad que la empresa paga en impuestos. esa deducción se la hacen en base al dinero que nosotros donamos... es decir, no es su plata, es la nuestra. la pregunta es: ¿los supermercados estan ganando dinero gracias a nuestras donaciones?

    on 3:38 p. m.


  9. Ricardo said,

    Yo paro con mis centimos, eso si, hasta ahora no me cae ningún 5 o 1 centimo (la verdad compro poco en Metro y demás) pero si, es recontra sospechoso a donde va realmente esa plata?

    on 8:33 p. m.