Estamos en el nuevo sitio: EL BLOG DEL MORSA - HTTP://WWW.ELMORSA.COM

exabruptos: el poder de la palabra

¿por qué los blogs son tan importantes en nuestros días? ¿acaso porque son como dicen algunos, el poder del hombre común? ¿porque abren la voz de los sin voz?

en realidad, como se ha ido advirtiendo desde hace buen tiempo, su potencial se encuentra en la posibilidad de construir rápidamente vínculos sociales, redes, espacios de encuentro. son la "sociedad civil" (pero nunca caviar) de la internet. la blogósfera es un gran foro, una ágora virtual, en el que se discute sobre los derechos de autor, la neutralidad de la red, así como de temas que escapan la matrix virtual: derechos humanos (vimos como la manifestación contra la pena de muerte nació en estas redes), política, consumo, etc. un espacio público, aprovechando los intersticios que genera el desarrollo de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación.

dicho sea de paso, es fácil desde internet promover la sátira, la parodia, e inclusive, el insulto bajo, chato, pesado. de todo como en botica, pero es cierto lo que se dice hace tiempo: el 90% de las cosas que encuentras en internet es basura (versión optimista de la vida: yo pienso que es en realidad el 99%). ¿que haces con la basura virtual? si la mencionas, le das visibilidad y de paso alimentas el morbo de lectores, que seguramente leerán la basura.

yo generalmente recibo bastante basura como spam al blog, y alguna de ella se me pasa (sobre toda ahora que hago trabajo de campo, fuera de la ciudad), pero a veces algún lector me dice "oye, chequea, cuidado con lo que te ponen de comment" y yo tranquilamente lo borro. no estoy de acuerdo con publicitar la basura virtual y me gusta que mis lectores me lo adviertan.

nunca falta, claro está, quienes creen que yo estoy de acuerdo con la basurización (aunque alguna de ella tiene sus ratos divertidos, como la extinta conventilador). entonces se lanzan a mandar sobre mi blog, prepotentemente:

¿Me quieres decir con qué derecho publicas un comment que usurpa la identidad de otra persona y además colocas, en ese mismo comment, un link a una página infame que utiliza mi nombre y mis apellidos para insultarme?
y yo digo, sí, se me pasó. no tengo tiempo para revisar todos los comentarios que recibo (y recibo mucho spam a veces), pero respetos guardan respetos: "este es mi blog y aquí mando yo. no puedes mangonear así como así. solicita el borrado del comment, simplemente, y usando las palabras mágicas: por favor."

¿y el insensato responde cómo? con más basura virtual. en fin. a veces es bueno que cualquiera tenga la palabra. ese es el poder ahora. todos pueden hablar. por algo salimos en la portada de la revista time.

perútags:

28 comentarios:

  1. Esta es tu frase clave: "respetos guardan respetos". ¿Me puedes explicar cuál es el "respeto" que tuviste conmigo al publicar ese comment? ¿Cuál es el "respeto" al que yo debo corresponder?

    Tu respuesta ("Se me pasó") deja de ser válida más o menos en la época en que uno termina el nido. Aprende a asumir tus responsabilidades y actúa de acuerdo con ello.

    Luego, te tendré respeto (porque "respetos guardan respetos"), cuando aprendas tú a tenerlo por el nombre y el honor de los demás y dejes de buscar excusas infantiles para cada una de tus metidas de pata.

    on 10:22 a. m.


  2. Roberto said,

    gustavo, ¿eres huevas o te haces?

    ¿eras acaso el acusete en el colegio?

    último comment que te dejo, la verdad. ya mucho spam de tu parte. y para serte franco, ese blog que dices que te insulta, no te deja mal parado. por el contrario. osea, ¿para qué picarse? te cagas de risa, y sigues para adelante. yo que tú me lo tomaría con calma. cool it down baby.

    on 10:28 a. m.


  3. Veo que tu propia lógica sólo te interesa cuando te sirve para justificar cualquier estupidez que quieras hacer. Sigue con tu supuesta limpieza nomás: mira para otro lado cuando te convenga, hazte el idiota cuando te convenga. No lo hagas tan seguido, eso sí, que se terminará convirtiendo en tu estado permanente (uso el futuro para expresar una duda que en verdad no tengo, por cierto). Y sigue publicando esos mensajes en que se suplanta la identidad de más de una persona. Ah, pero, eso sí, no te vayan a confundir con un blog basura... Tú sólo eres uno más de sus relacionistas públicos.

    on 10:38 a. m.


  4. Roberto said,

    ajá

    gustavo, darling, en el otro post (el que comenzó esta cadena interminable de diálogo) preguntar por ti.

    un poco de valeriana antes.

    on 10:41 a. m.


  5. Roberto said,

    ya mucho spam. cuando se diga algo nuevo. se publicará

    on 11:03 a. m.


  6. Daniel Salas said,

    Es típico de los matones en el Perú cometer un abuso y luego pedirle al agraviado que les pida "por favor" que no lo hagan. Eso se lo he escuchado hasta los fujimoristas, quienes argumentaban que la oposición debía "ceder" a cambio de que el gobierno cumpliera con lo que era su deber (y no una concesión). Los argumentos de Bustamante son lamentables y recurren incluso a la condena del "acusete". Muy lamentable, porque lo que siempre hay detrás de (curiosamente) acusar a alguien de "acusete" es la promoción del silencio y la matonería. Los abusivos quieren que la gente agredida se resigne, se calle, agache la cabeza. Los abusivos no quieren que haya autoridad, salvo la suya, arbitraria y anómica. Martha Chávez solía comparar a la oposición que salía al extranjero a denunciar los abusos del fujimorismo con los "acusetes" de la clase. Una pena que una persona educada, que se dice democrática, reproduzca estas taras. A mí me parece obvio que hay aquí una discapacidad moral. A veces no es necesario hacer trabajo de campo para observar los problemas peruanos: en este caso, sería más recomendable un ejercicio de introspección. ¿No les parece?

    on 11:23 a. m.


  7. Roberto said,

    a ver qué opinan los demás. a la franca, tanta cosa por buenas maneras.

    lamentablemente, a estas alturas, alguien pateó el tablero.

    saludos

    on 11:48 a. m.


  8. identidad robada said,

    Roberto no "publicó" el comentario... es tan dificil de entender eso???
    Admite además que borra los spams, pero éste se le pasó porque no estaba en Lima

    Hasta ahi todo bien, pero llegaron las expresiones "idiota, infeliz... matón" de un lado y "huevas", "acusete" del otro.

    Solo falta que venga lauza bozzo anunciando: "... que pase el matón"

    on 12:28 p. m.


  9. Creo que Gustavo ha cometido un error bastante serio: picarse.

    Y es que en este caso, no se trata de los blogs con los que con mala leche le llovían insultos, sino de un comentario que aludia a un blog donde se recopilaban sus mejores frases.

    Si bien Gustavo tiene criticas muy buenas y pone temas interesantes, lamentablemente esto lo desdibuja con este tipo de reacciones. Un poco de calma no vendria mal.

    Un análisis de este tema en:
    http://desdeeltercerpiso.blogspot.com/2007/02/llamale-picon-si-quieres.html

    on 12:28 p. m.


  10. Daniel Salas said,
    Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    on 12:51 p. m.


  11. Daniel Salas said,

    Lo que quiero que alguien me explique es por qué uno debe pedir "por favor" que no se lo agreda ni se lo insulte. Eso es absurdo. Ya que Roberto quiere poner en la discusión el tema de las buenas maneras, debo decir que lo que yo he aprendido es que, si algo que digo o hago ofende a alguien soy yo quien debe disculparse, incluso si no me lo piden. Por la sencilla razón de que disculparse no es un favor, es una obligación. Marco Sifuentes, por ejemplo, acaba de insultarme nuevamente repitiendo como loro una frase sacada de anónimos. ¿Debo pedirle "por favor" que retire lo dicho o debe ser su obligación ofrecerme sus disculpas? Para mí, la respuesta es clara. Pero otros buscan siempre justificarse, recurriendo a argumentos retorcidos y, peor aún, a ideologías que promueven el abuso (tildar de "acusete" a quien no acepta el abuso, algo típico de quien no cree ni en las normas ni en la autoridad).

    on 12:51 p. m.


  12. Anónimo said,

    caray, hasta ahora no entiendo donde esta el insulto al honor o la suplantación. es que las citas de ese blog basura no son textuales? que se pronuncien los responsables!

    on 1:39 p. m.


  13. ocraM said,

    ¿cómo entender la reacción de tavito? voy a robarme la explicación que ensayó un amigo:

    faverón se miró en el espejo y vio un monstruo.

    (morsa: pasa la página. no vale la pena. créeme.)

    on 2:08 p. m.


  14. Polietileno said,

    Señores: No quemar pólvora en Gallinazos. Así de fácil. En lo personal, estoy de acuerdo con que el Morsa pida que al menos le diga por favor. ¿Qué harías si alguien viene a tu casa y te insulta? Algo así está pasando acá.

    on 3:11 p. m.


  15. litio said,

    Todavia no entiendo. ¿Por qué los señores Faverón y/o Salas no explican estas dos cosas?

    1. En qué sentido es que dicen que Roberto "publicó" un comment en su blog, que no es moderado.
    2. Cuál es el "delito" (cometido por el blog puenteaEreo1.blogspot.com) al que alude el sr. Faverón en sus primeros comments.

    Como parece que no me van a contestar, pensaré en voz alta. Sobre lo primero:

    a) O bien le parece inaudito que el administrador no lo haya borrado apenas fue enviado. Si ven las horas, Faverón descubre el comment a los 32 minutos de publicado (cómo lo logra???), mientras Roberto estaba seguramente almorzando, transportándose, o -cosa rara por aquí- trabajando. Aún si conviniéramos en que el comment era ofensivo, de lo más que podría acusársele es de negligencia, pero Faverón no lo hace, lo acusa de publicar él el comment, lo que me lleva a:
    b) o bien, tiene motivos para pensar que Roberto es el verdadero autor del comment (y del blog ese), lo que lo convertiría en "El Flaco Salas" (cruel burla del destino?). El por qué haría eso después (o antes) de hacer una mención cordial a las opiniones de Faverón es otro misterio de la chologósfera.

    Sobre lo segundo, el "delito", veo que se esgrimen dos argumentos:
    a) Se usurpa la identidad de otra persona. Esto es algo bastante malo en el mundo real. En Internet, aunque es necesario regularlo para evitar abusos, sabemos que la cosa no es tan clara. En mi hi5 tengo varios contactos de gente como Dina Paucar, Hector Lavoe o el Monstruo de IDAT. Nunca se me ocurriría pensar que son ellos en realidad y por eso no hacen daño a nadie. "El Flaco Salas" puede en principio ser muchas personas (yo conozco un par), y lo inadecuado del apodo, así como la imágen que lo acompaña, hace tácitamente obvio que el autor no es el sr. Daniel Salas. Plantear la cosa como usurpación de identidad es el equivalente a acusar a Carlos Alvarez por usurpar la identidad del presidente García.
    b) Se insulta al Sr. Faverón. No he leído con minuciosidad el blog referido, pero por lo que vi, únicamente se reproducían citas de esa persona, imagino que exactas, pues ni siquiera me parecieron de carácter ridiculizante. Los agregados del autor sí contenían cierta ironía, la cual, hasta donde entiendo, nunca ha sido sinónimo de insulto ni, menos de delito.

    Todo esto, por supuesto, es mi percepción. Si los sres. presentaran pruebas que desmientan estas hipótesis, nada me alegraría más que desdecirme. Debo anotar que suelo visitar sus blogs, tengo algunas coincidencias con ellos y me parecen personas mucho más valiosas que lo que hace parecer este absurdo debate.

    Saludos

    on 3:30 p. m.


  16. LuchinG said,

    Litio, lo que dices es cierto. A Faverón le debe pasar lo mismo que a mí hace algunos años, que cada ves que alguien me mandaba un mail colectivo con un powerpoint, en vez de borrarlo me lo leía completito y me ponía a hacer higado por tanto optimismo acaramelado y dizque-inocente. Hay que hacer lo que dice el Morsa: no tomarselo a la tremenda. Sin embargo, Morsa, no te cuesta nada prender el filtro; ponlo y evítanos problemas.

    on 7:13 p. m.


  17. Roberto said,

    voy a pensarlo :)

    on 7:34 p. m.


  18. litio said,

    Hoy este blog casi ha duplicado sus visitas respecto a su promedio registrado.

    ¿Estamos asistiendo a la magalización del Morsa?

    on 7:49 p. m.


  19. Roberto said,

    interesante, y yo que pensé que estos temas no le interesaban a nadie

    on 7:50 p. m.


  20. leo said,

    Es evidente que lo que hay aquí no es más que la intolerancia más absurda y cerrada que haya podido existir en las letras. Salas no tiene ninguna autoridad para sindicar irresponsablemente como seudo fujimorismo a los cuestionamientos que desde hace mucho tiempo se vienen haciendo contra ciertos poderes hegemónicos en las letras. ¿Por que Faverón si tiene derecho a atacar como atacó a Leonardo Aguirre, hasta la saciedad, para darle rating a su blog y luego ponerse seriecito y no permitirle a nadie que se meta con él?. Detrás de todo esto subyace un desprecio por el otro que se atreve a ponerse a la altura de ellos, los señoritos becarios en universidades américanas. Estos señoritos no aceptan ponerse de igual a igual ni siquiera con sus propios ex-condiscipulos de aulas limeñas. Es la misma fijura mediocre de un Claudio Pizarro(que juega en el primer mundo)cuando viene a jugar aquí, se tomó la atribución de condicionar su participación a que sacaran a Franco Navarro. Es tan ridiculo como eso, francamente bochornoso para quienes inevitablemente nos representan en el extranjero.
    El joven escritor Carlos Gallardo lo menciona así en su Blog:

    When we were Fav

    Todos tenemos derecho a dejarnos maltratar

    En un reciente post en su bitácora PuenteAreo, Gustavo Faverón celebra la desparición, el cierre o la desactivación de algunos blogs que venía catalogando unilateralmente como basura. Ignoro cómo sentirme pues siendo parte de aquella sentina literaria que don Gustavo detesta hasta la náusea, debo suponerme una pieza de museo víctima de su evidente darwinismo moral: supervivencia no del más apto, sino de quien se porta mejor. Faverón se escandaliza como sacerdote victoriano o defensor de la infalibilidad papal en el concilio Vaticano I. Su intransigencia linda con el autoritarismo. Estas acusaciones, me temo, no son ad hominem, como quisiera Gustavo, sino hechos manifiestos en la manera como imparte la ley en su blog. Finalmente, cada quien es libre de administrar su espacio como bien le parezca: si Faverón cree que emplear la ironía zahiriente contra quienes deseen comentar en su página forma parte de sus atribuciones como blogger y lo considera ético, no solo respeto su decisión sino también me opondré a quienes consideren que debería cambiarlo a la fuerza.

    Sin embargo, desde mi fuero personal, para respetarlo como argumentador y como persona, preferiría mayor consecuencia entre sus palabras y sus actos. Basta observar este intercambio de comments ocurrido recientemente en su blog. Un anónimo le escribe para opinar acerca de la novísima literatura peruana:

    Creo que Gustavo sobrevalora a su amigo Castañeda, como buen amigo. Casa de Islandia es notable, pero ahi donde aparece la ciudad, San Andrès, es en Hotel Europa, texto que compite con el Sanax en las noches de insomnio. He leido tambièn a Alarcòn en la versiòn latinoamericana de Harpers y me pareciò mucho mejor que en la ediciòn de Alfaguara (pese a erratas), y en inglès es mejor aun. Algo debiera decirse al respecto (que un autor peruano escriba mejor en inglès es por demàs digno de atenciòn). Ah, y creo que arriesgas mucho al generalizar sobre dos autores nuevos a partir de un libro de los primeros de cada uno. Unas golondrinas…

    El comment carece de frases insultantes. Si opina acerca de dos o tres libros, se trata de un parecer particular como podría darse en cualquier cafetería o sobremesa. La recomendación final tampoco parece contener alusiones ofensivas o lesivas a la autoridad del blogger. Sin embargo, Gustavo responde:

    Haces bien en escribir anónimamente, para guardar tu nombre del tremendo roche que haces con tus afirmaciones. ¿¿¿A quién se le ocurre decir que Alarcón escribe mejor en inglés que en español juzgando a partir de las traducciones hechas por otras dos personas??? Y encima sermoneas: “alguien debiera escribir sobre eso…” Jajaja… Así, con la seriedad que esa observación tuya merece, así es como recibo las otras que mandas: como chistes de insomne. Hasta las tildes te las ha volteado el sueño…

    La respuesta de Faverón transpira una incómoda sensación de maltrato, desmesurado en relación al comment precedente hasta parecernos abusivo y grosero. El anonimato del comentarista inicial nos priva de conocer su identidad pero pareciera un aficionado queriendo despachar su opinión sobre dos libros manipulados por la crítica local. Un respetado doctor de universidad norteamericana, animador cultural, antologista, hombre de letras y defensor de la moral, las costumbres democráticas y la tolerancia intercultural no puede contestar como barraconero, afilando la chaira, echando en cara errores tan nimios como las tildes que sus propios lectores se olvidaron de colocar. Faverón alucina que quienes no están de acuerdo con sus designios pretenden moverle el piso con sermones y aprovecha cualquier distracción de sus críticos para enrostrarles su anonimato (ha concluido, mediante enrevesados silogismos que negarse a ofrecer el nombre no es una elección individual válida sino un acto de cobardía); pero no contento con transformar un comment sin importancia en potencial atentado contra su dignidad, se permite tergiversar las opiniones ajenas y aniquilarlas mediante el recurso de la burla.

    Desde luego, preferiría que la discusión se mantuviera en un terreno argumentativo, en un intercambio de razones. Todo buen polemista debería saberlo. Sin embargo, Faverón es libre de tratar a sus invitados como mejor le parezca y si estos son capaces de tolerar su espectáculo monomaníaco, bienvenidos sean. La libertad es expansiva, permite incluso estos santuarios del sadomasoquismo. No obstante, Gustavo acaba de celebrar el principio del fin de tanto blog basura que pululaba impune por la carretera virtual. Incluso solicita a sus lectores acelerar la campaña por su desaparición definitiva como si pretendiera una limpieza étnica, un pogrom moral. Mi memoria no falla: durante la polémica sobre las argollas literarias, Faverón exigió ponerle limitaciones al sistema de comentarios de mi blog porque se permitía toda clase de comentarios, injuriantes algunos. Le expliqué con amabilidad que mi política distaba de la suya y cuando pude, deploré la opinión de muchos comentaristas malintencionados, aclarando que la opinión del blog emana del blogger, no de los comments que son una plaza abierta para el libre intercambio de ideas. Faverón en cambio, maneja su espacio de comments como su chacra, maltrata a quien le viene en gana, humilla lectores, restringe su respeto hacia quienes considera cultos y desprecia a quienes se equivocan en pequeñeces. A diferencia de lo que criticaba en mi blog, esta inusitada malcriadez no proviene de usuarios externos sino del propio blogger y, debo entenderlo de esta manera, manifiestan la postura del blog hacia esas personas.

    Lo lamentable vendrá después cuando nadie pretenda manifestarse a favor del agredido, sino aparezcan los amigotes del agresor para rematarlo con su cultalatiniparla y sus alardes de tauromaquia retórica. Entonces escribirán la verdad para todos nosotros, impondrán su propio canon, sus propias referencias, su lenguaje, su corrección política, su dilettantismo. Y créanme, los aceptarán con los brazos abiertos.

    on 12:50 p. m.


  21. Daniel Salas said,

    El anónimo no parece haber comprendido el post de Gallardo que él mismo cita.

    No sé de dónde saca que yo no permito que otros se pongan "a mi altura". Yo no creo en "alturas" ni esas tonterías. Yo creo en argumentos y nada más. Jamás he sostenido que hay que poseer tal y cual título, color de piel o estatus social o económico para poder opinar. Y si el anónimo puede demostrar lo contrario, que dé la prueba de lo que no es más que un delirio.

    Tampoco entiendo eso a "no tener derecho" a dar opinión, un argumento muy fujimorista. Para los fujimoristas, en efecto, hay gente que tiene menos derechos que otras. Por ejemplo, los terroristas no tienen derecho a la vida y los peruanos no tenemos derecho a una democracia liberal.

    on 1:49 p. m.


  22. Anónimo said,

    Yo lo que veo es que tanto Salas como Faveron vienen sufriendo de una seria patología, es impresionante el desprecio que tienen por quienes se "atreven" a criticarlos.

    on 2:39 p. m.


  23. Anónimo said,

    A mí me gustaría preguntar, esperando que eso no me cueste recibir mucho insultos, por qué acá la gente habla de bilis, de patologías, etc y quiere que los insultados no se den por aludidos. Desde cuándo responder a los agravios te vuelve un psicópata? Desde cuándo es más negativo el que se pica de un insulto que el que insulta por las puras? Y desde cuándo el que se queja de una agresión anónima es un autoritario y el que propala la agresión es un defensor de la libertad?

    A Faveron le han dicho en los blogs, entre otras cosas, qué bueno que a su familia la quemaron viva en Auschwitz, le han inventado un matrimonio con una hija de un mafioso, le han inventado que su hermano es criminal de guerra, le han inventado libros y artículos que nunca ha escrito.

    Y dónde estaban en ese momento los defensores de la libertad? Es que inventarse todas esas mentiras y divulgarlo en blogs es respetar la libertad de expresión. Pero si faveron les dice idiotas a esos compadres, entonces Faveron es un facho. Podría alguien explicarme eso, por favor?

    on 4:27 p. m.


  24. Roberto said,

    lo más interesante es que yo comparto muchas de las cosas (no todas, tampoco) que escribe faverón en su blog.

    ciertos procederes sí me parecen no solamente discutibles sino censurables. pero bueno.

    on 4:42 p. m.


  25. Jim Morrison said,

    This is the end, my only friend.

    http://elanexodeocram.blogspot.com/2007/02/el-cadete-annimo.html

    on 5:37 p. m.


  26. Daniel Salas said,

    El anónimo de las 4:27 da un juicio bastante acertado. Se espera que el agredido aguante, porque si responde es un autoritario o un enemigo de la libertad de expresión. Vaya moral. Pero además, irreflexivamente, se le pide al agredido que pida "por favor" que se le deje de agredir. Las incongruencias y las tonterías propaladas por Sifuentes ya son bastante conocidas. Sigo sin entender qué culpa tengo yo o qué culpa tiene Gustavo de la falta de consistencia moral de los otros. Hasta donde recuerdo, no le he pegado a nadie, ni he mandado pegar a nadie. He respondido a los insultos con argumentos. Y por hacer eso, no falta un anónimo que me acusa de "señorito" que no se quiere poner "de igual a igual" con los demás. Si los que me atacan no pueden presentar ideas, esa no es culpa mía. Díganme, por favor, si han visto hasta el momento que Marco Sifuentes haya respondido aunque sea a uno de mis argumentos. Todo lo que ha dicho hasta ahora es "no tengo nada que responder". Pero, entonces, si no tiene nada qué responder, ¿por qué se atreve a acusar? ¿Por qué se meta en temas que desconoce tan notoriamente? ¿Por qué insiste en promover los blogs basura? ¿Alguien me lo podría explicar, por favor, ya que el aludido se niega a responderme? Hasta ahora, Sifuentes me ha mandado emails en los que se ha tomado mucho trabajo para decir zonceras. ¿Por qué no usó ese tiempo en responderme públicamente? ¿Creen que esto que pregunto es impertinente?

    on 7:02 p. m.


  27. Anónimo said,

    Yo me pregunto por que Daniel Salas y Gustavo Faveron no se dignan responder el post del escritor Carlos Gallardo, que públicamente y con su nombre propio se ha dignado desenmascararlos como lo que son; un proyecto fascista de control intelectual y moral. Menos mál que para nosotros simples mortales existe la Web. Aunque eso no exime que la cacería de brujas se haya iniciado, o mejor dicho el POGROM.

    on 11:11 a. m.


  28. Daniel Salas said,

    Muy simple: ¿Y por qué el anónimo no lee los muchos comentarios que desde ayer ya he dejado en el blog de Gallardo?

    on 12:14 p. m.