Estamos en el nuevo sitio: EL BLOG DEL MORSA - HTTP://WWW.ELMORSA.COM

encuesta: 10 libros que se deben leer antes de los 18

el diario ADN de españa elaboró una encuesta, respondida entre otros por la editora esther tusquets y fernando savater, preguntando qué libros debería leer un chico antes de los 18 años.



mientras aquí se discute el plan lector y todo ello, presentamos la encuesta de adn y abrimos la sección de comentarios para preguntar a los lectores de este blog: ¿qué libros debería leer un chico antes de los 18 años?

Carmen Calvo, ministra de Cultura. El tierno personaje de Saint-Éxupéry encabeza la selección de la ministra.
1. El principito. Antoine Saint-Éxupéry. Círculo de lectores. Un niño viajero que enseña que lo esencial es invisible a los ojos.
2. Los Miserables. Victor Hugo. Varias ediciones. La historia de Jean Valjean, encarcelado por robar pan.
3. El misterio de la Cripta Embrujada. Eduardo Mendoza. Seix Barral. Crimen y humor ácido por partes iguales.
4. Los cañones de Durango. Juan Madrid. Alfaguara. Aventuras entre las huestes de Pancho Villa y los apaches.
5. Veinte poemas de amor y una canción desesperada. Pablo Neruda. Palaza & Janés. La poesía amorosa más popular del Nobel.
6. Ética para amador. Fernando Savater. Editorial Ariel. Sencilla lección para quien, como su hijo, no ha leído a Kant.
7. Poemas (a elección). Federico García Lorca. Varias ediciones. La sensibilidad y la música de las palabras unidas.
8. El forastero misterioso. Mark Twain. Anaya. Amarga sátira póstuma sobre la naturaleza del hombre.
9. Las inquietudes de Shanti Andía. Pío baroja. (Obras completas). Editorial Itxaropena.
10. 1984. George Orwell. Varias ediciones. Las profecías de una sociedad controlada por cámaras de vigilancia que se ha vuelto realidad.

Ana María Matute. El niño que no quería crecer y huía de su propia sombra es el preferido de la creadora de rey Gudú.
1. Peter pan y Wendy. J. M. Barrie. Varias ediciones. El niño que no quería crecer ayuda a hacerlo.
2. Alicia en el país de las maravillas. Lewis Carroll. Varias ediciones. Ingeniosas y mágicas aventuras.
3. Las aventuras de Huckleberry Finn. Mark Twain. Círculo de lectores. La gran novela americana.
4. Las aventuras de Tom Sawyer. Mark Twain. Espasa. Rocambolesca iniciación de un joven pícaro.
5. Las isla del tesoro. Robert Louis Stevenson. Varias ediciones. Peligros y aventuras mar adentro.
6. Cuentos completos. Hans Christian Andersen. Cátedra. Los mejores relatos populares europeos.
7. La serie de Guillermo Brown. Richmal Crompton. Molino. El legítimo heredero de Tom Sawyer.
8. Robinson Crusoe. Daniel Defoe. Varias ediciones. Un náufrago empeñado en sobrevivir.
9. Harry Potter. J. K. Rowling. Salamandra. El aprendiz de mago desafía a los villanos.
10. Las crónicas de Narnia. C. S. Lewis. Planeta. Una tierra maravillosa congelada por un embrujo.

Espido Freire. La popular escritora elige todo un clásico de la narrativa sentimental como iniciación a la lectura.
1. Cumbres borrascosas. Emily Brontë. Varias ediciones. Tragedia pasional en la campiña británica.
2. El sí de las niñas. Leandro Fernández de Moratín. Espasa. Deliciosa comedia del neoclásico español.b.
3. Olvidado Rey Gudú. Ana María Matute. Planeta. Un rey incapaz de amar da origen a una larga saga.
4. Peter Pan y Wendy. J. M. Barrie. Varias ediciones. El niño que no quería crecer ayuda a hacerlo.
5. Hamlet. William Shakespeare. Cátedra. Algo huele mal en Dinamarca, dice el príncipe que venga a su padre.
6. La odisea. Homero. Varias ediciones. El instructivo periplo de Ulises de vuelta a casa.
7. La Celestina. Fernando de Rojas. Varias Ediciones. La casamentera más popular de la literatura.
8. El cantar de los nibelungos. Anómino. Edicomunicación. La gran épica medieval alemana.
9. Las aventuras de Huckleberry Finn. Mark twain. Círculo de lectores. La gran novela americana.
10. El Bosque animado. Wenceslao Fernández Flórez . Espasa. La floresta gallega plena de magia.

Esther Tusquets. La mítica editora se decanta con sabiduría por los cuentos tradicionales europeos.
1. Cuentos completos. Hans Christian Andersen. Cátedra. Los mejores relatos populares europeos.
2. Peter Pan y Wendys. J. M. Barrie. Varias ediciones. El niño que no quería crecer ayuda a hacerlo.
3. El Pentateuco. Libro de la Biblia. Varias ediciones. La tradición occidental condensada en cinco libros.
4. Las mil y una noches. (Selección). Anónimo. Varias ediciones. Pura diversión de Bagdad
5. Don Quijote de La Mancha. Miguel de Cervantes. Varias ediciones. El eterno Caballero de la Triste Figura.
6. Narracioens extraordinarias. Edgar Allan Poe. Varias ed. El grado cero del cuento corto.
7. Espartaco. Howard Fast. Edhasa. El rebelde que hizo temblar los cimientos de Roma.
8. Los alimentos terrestres. André Gide. Varias ediciones. Aguda novela psicológica.
9. Romancero Gitano. Federico García Lorca. Austral. Cante jondo y sentimiento poético.
10. Cien años de soledad. Gabriel García Márquez. Varias ed. Mágico universo americano.

Jorge Herralde. Aventura y lectura son lo mismo para el editor de Anagrama. Por eso elige primero a Stevenson.
1. La isla del tesoro. Robert Louis Stevenson. Varias ediciones. Peligros y aventuras mar adentro.
2. Las Aventuras de Tom Sawyer. Mark Twain. Espasa. Rocambolesca iniciación de un pícaro.
3. Guillermo el proscrito. Richmal Crompton. Molino. El más travieso heredero de Sawyer.
4. Alicia en el país de las maravillas. Lewis Carroll. Varias ediciones. Magia y fantasía sin cortapisas.
5. De acuerdo, Jeeves. P. G. Wodehouse. Anagrama. El mejor y más corrosivo humor británico.
6. El guardián entre el centeno. D. J. Salinger. Edhsa. La melancólica iniciación de un rebelde.
7. La conjura de los necios. John Kennedy Toole. Anagrama. Desopilante intriga en Nueva Orleans.
8. Carta Al padre. Franz Kafka. Varias ediciones. Valiente ajuste de cuentas con su propio padre.
9. Hambre. Knut Hamsum. Varias ediciones. Todo un clásico de la narrativa escandinava.
10. El Extranjero. Albert Camus. Varias ed. Crimen y castigo del héroe existencialista.

Fernando Savater. El periplo de Ulises es, para el filósofo, el origen de todas las historias. La lectura es siempre un viaje.
1. La Odisea. Homero. Varias ediciones. El instructivo periplo de Ulises de vuelta a casa.
2. Moby Dick. Herman Melville. Algaida Editores. La caza de la mítica ballena blanca acaba con Ahab.
3. La Isla del tesoro. Robert Louis Stevenson. Varias ediciones. Aventuras y peligros mar adentro.
4. El Dr. Jekyll y Mister Hyde. R. L. Stevenson. Andrés Bello. La doble personalidad llevada al extremo.
5. Sherlock Holmes. Conan Doyle. Varias ediciones. El más ingenioso de los detectives.
6. Historias de cronopios y de famas. J. Cortázar. Varias ed. La vida cotidiana a través del absurdo.
7. El Aleph. Jorge Luis Borges. Alianza. Inteligentes historias de paradojas y laberintos.
8. Las inquietudes de Shanti Andía. Pío Baroja. Linkgua Ediciones. Peripecias de un marinero vasco.
9. Viaje al fin de la noche. Louis Ferdinand Céline. Edhasa. Ácida sátira del comienzo del siglo XX.
10. El agente Secreto. Joseph Conrad. Varias ed. Un peligroso anarquista amenza con volar Londres por los aires.

Jorge De Cominges. El director de Qué leer propone al brillante ingenio lingüístico de Lewis Carroll como primera opción.
1. Alicia en el País de las Maravillas. Lewis Carroll. Varias ediciones. Disparatadas ensoñaciones de una niña.
2. Cumbres Borrascosas. Emily Brontë. Varias ediciones. Tragedia pasional en la campiña británica.
3. El extranjero. Albert Camus. Alianza. Guía moral e intelectual de una generación frustrada.
4. El gran Gatsby. F. Scott Fitzgerald. Alfaguara. El arquetipo del éxito y el fracaso en los felices años 20.
5. El guardián entre el centeno. J.D. Salinger. Edhasa. El adolescente que nunca se deja atrás.
6. La Isla del tesoro. Robert l. Stevenson. Varias ediciones. Un clásico de las aventuras de piratas.
7. Nada. Carmen Laforet. Booket. La desolación de Andrea.
8. Oliver Twist. Charles Dickens. Varias ediciones. El huérfano desprotegido por antonomasia .
9. Otra vuelta de tuerca. Henry James. Edhasa. Una historia de fantasmas en la época victoriana.
10. Retrato del artista adolescente. James Joyce. Edhasa. La dura iniciación irlandesa.

perútags:

4 comentarios:

  1. MEC said,

    La lista para chicos peruanos deberia incluir autores peruanos. Arguedas, Ribeyro, Bryce, Vargas Llosa, Eslava... la lista es larga, pero gente como Luis Jaime Cisneros tiene mas autoridad que yo para opinar sobre la materia.
    saludos

    on 8:37 a. m.


  2. Roberto said,

    yo leí en mi colegio:
    la metamorfosis de kafka
    cien años de soledad
    la ciudad y los perros
    la palabra del mudo
    crónica de una muerte anunciada
    demian de hermann hesse

    entre otros...

    on 7:12 p. m.


  3. Anónimo said,

    Yo Confieso

    ESCRITO POR:
    Poeta Libre


    Que después de leer y repasar nuestra Literatura Peruana, muchos creerán sin razonar por los verdaderos motivos de nuestro atraso intelectual, que hemos tenido el tiempo suficiente para lograr verdaderos hitos novelísticos.

    Pero a fuerza de una continua vigilancia sobre nuestro Arte, ha sido embotado de apología artificial.

    Que esta confesión, es motivo de alarma y de repudio, porque es el resultado, al hallar a un grupo de inquisidores de nuestras letras, que se encargan de destruir el libre ideario del escritor peruano.

    Aquí no existe una Libertad, no. Esa palabra existe en Europa o Asia o EE.UU.

    Lo que sí existe en nuestro país, como puede ser en otros latinos, es una técnica para encarcelar nuestra Libertad.

    Descubrimos, para el público peruano, escritores y artistas, al Celador de nuestras Letras, encapsulado dentro de nuestras Letras, malhaya la hora de esta intromisión.

    El Celador, encargado de lumpenizar nuestras letras, es nada menos que el critico literario Gustavo Faverón Patriau.

    Quien, junto a otros celadores, se encargan del trabajo sucio y bien pagado, de enterrar cualquier insurrección vanguardista de nuestras letras peruanas.

    Como todo enterado de las ultimas publicaciones, el peruano puede informarse de la siguiente publicación: “Toda la sangre” Antología de cuentos peruanos sobre la violencia política.

    Cuyos buenos y millonarios créditos, han llegado a los bolsillos del celador Gustavo y Cía.
    Pero lo más deprimente de esta historia de horror, es la lectura abiertamente senderista del cuento de Hildebrando Pérez Huarancca. Incluido en su Antología Pro-Abimael G.

    Confieso ante el mundo entero que; nuestro país vive a meced de estos Celadores, que se encargan de patrullar nuestro libre albedrío. Para instaurar su Dictadura Personal.

    Pero ¿Cuál es el motivo de esta constante supervisión seudo-critica? De los carceleros ocultos, bajo nombradías de respeto.

    Hablemos claro: todo su trabajo supervisor, tiene un fin lucrativo. Y además un interés conculcador.

    Este celador, tiene la misión de:
    - Confiscar de Nuestra Literatura Peruana, toda idea de Libertad y Conquista.
    - Destruir la idea de Superación Literaria Internacional.
    - Deshonrar a los artistas que intenten otras formas de Arte y Literatura.

    Confieso también que los motivos que se darían para este tipo de represión, son las siguientes:

    El critico-celador de nuestras letras peruanas, tiene como objetivo, utilizar el argumento debemos tener una memoria de lo que ocurrió en los años del terrorismo; con el objetivo de empozar nuestras letras en el pozo sin salida de la política.

    De esta manera, nuestra literatura peruana, no dejaría su lugar asignado por los monopolios europeos y norteamericanos, y así nunca competir hombro a hombro con escritores de la talla los actuales representantes de las letras del mundo.

    Confieso que, este deprimente objetivo de hundir nuestra literatura se ha convertido en un afán por retroceder y aislar nuestra literatura del resto del mundo y sobre todo lumpenizarla.

    Para comprender esta constante supervisión de los celadores literarios al ejemplo del mencionado Gustavo F. veamos los resultados de esta vigilancia:

    1. escribimos literatura politizada desde los años 50’, mientras que en el mundo, la literatura, se ha visto enriquecida por diversas influencias y características no políticas.
    2. nuestra literatura politizada no permite la “introspección”, pero si obliga a ideologizar y además de dividir y constreñir la realidad social.
    3. amparados en una supuesta escritura de “nuestra realidad”, se hace un alistamiento obligatorio en las filas de la politización de la literatura.
    4. estamos retrasados 100 años a comparación de otras literaturas, por culpa de esta politización de nuestras letras.

    Sin embargo
    Confieso que esta es como la punta del iceberg de todo el problema estructural.

    Para poner un ejemplo, leamos sin asco, los elogios del Celador Faverón al libro de Daniel Alarcón “Lost City Radio” y sabremos como actúa esta mafia cultural dentro de nuestras letras peruanas.

    Aclaremos primero la Nacionalidad del escritor Daniel Alarcón.
    Cuando se adquiere una nueva, se pierde la anterior, con esto tenemos que el susodicho, ya no es peruano, es actualmente norteamericano.

    Ahora vayamos al punto. ¿Qué es lo que elogia? De la novela del escritor norteamericano Daniel Alarcón. El Celador G. Faverón P.
    Es lo siguiente:
    QUE A NIVEL MUNDIAL, SE LE CONOZCA AL PERÚ COMO UN PAIS LUMPEN, UN PAIS SIN FUTURO, CAOTICO Y LUMPEN.
    ÉSA ES LA REALIDAD, QUE QUIERE EL CELADOR FAVERON. QUE TODOS LOS ESCRITORES PERUANOS ESCRIBAN, Y EL QUE NO LO HAGA, LO DESTRUYE.

    ¿Y cual es la ganancia?
    Es la venta millonaria de sus antologías con sus pupilos terruños, pero además de ello, es la supremacía de la lumpenización de nuestra literatura.

    Esta sistematica destrucción de nuestra literatura es comparable a un video difamante de la Aerolínea Lan, que mediante un paseo turístico por Lima, instigaba al televidente, a asquearse de la ciudad de Lima, mostrando una realidad parcial, que prtende mostrar una ciudad de Lima destruida, sucia y delincuente.

    Esa es la realidad que pretende perdurar esta clase de CELADORES de nuestra literatura.

    He ahí los elogios a los libros, novelas, cuentos y otros, que desde el extranjero los seudo peruanos nos arrojan como barro.

    De alguna manera esta clase de infamias son semejante a las leyendas negras "es decir que los críticos de esta índole tratan de que se conserve la imagen de un Perú estúpido, con gente idiota, que en 500 años no ha salido del salvajismo, que no piensa y no conoce nada más que el canibalismo y el linchamiento"

    Esta imagen enlodada por Editoriales y Criticos que "mueren por mantener viva esta odiosa imagen", les agrada que desde el extranjero un escritor norteamericano, nos describa con asco, y les aplaude a todo aquel escritor que nos describa como imbeciles, porque para el señor Faverón lo más importante es su bolsillo.

    Y también que se difunda y sobreviva eternamente la imagen del peruano terrorista o mediocre; uniendose al corillo de peruanos que viven placidamente en Europa o Norteamerica y como tienen un trabajo y dinero para sus lujos, nos miran con desprecio y burla.

    Que tal aporte del señor Faverón!
    un falso critico de la realidad, porque no se atreve a reunir a los peruanos escritores en Norteamerica, para criticar la vida en Norteamerica y asi hace una antologia Anti Bush. acaso le teme al Tío Sam, o no es tan valiente para exigir una Literatura Comprometida en Miami? o será que allá lo mandaron al diablo por semejante proyecto arcaico?, solo aceptable para el tercermundismo?

    Cada escritor que nos tira barro desde el extranjero, antes que una felicitación merece el repudio de los intelectuales peruanos, y ya muchos e preguntan por la nacionalidad de este señor, cuya ultima antología es un aplauso a Sendero Luminoso.

    Vayase a su lujo norteamericano señor G.Faverón, usted no vive nuestra realidad, no tiene ni tendrá la suficiente moral para JUZGAR NUESTRAS LETRAS, que desde siempre ha tratado de HUNDIR.

    YO CONFIESO QUE GUSTAVO FAVERON,
    ES UN CRITICO DE LOS PEORES.

    POETA LIBRE

    on 5:11 p. m.


  4. Roberto said,

    sr. poeta libre.

    que no le haya gustado la antología toda la sangre, no lo lleva a descalificar así a gustavo faverón. uno puede discrepar o estar de acuerdo con él, pero tiene todo su derecho a opinar.

    ¿tanto le molesta que sendero haya sido derrotado en todas sus líneas?

    on 5:24 p. m.