Estamos en el nuevo sitio: EL BLOG DEL MORSA - HTTP://WWW.ELMORSA.COM

Rincón del autor: Zinedine Zidane Por Abelardo Sánchez León

Tomado del El Comercio, miércoles 12 de julio del 2006

Lo más terrible es la imagen que Zidane nos deja. El mejor futbolista del Mundial, se fue con la roja y pudo haber matado de un cabezazo inútil a un colega insolente.
Zidane ha sido lo más importante del Mundial. Él solo encarna los contradictorios sentimientos humanos, las glorias y los desastres, las fortalezas y las flaquezas. Logró rozar el aroma del cielo y se chamuscó en los fuegos del infierno. A las finales de su último partido estuvo a punto de conectar un impresionante gol de cabeza y poco tiempo después era expulsado por cometer una agresión con alevosía.
¿Una cosa niega la otra? Ese punto siempre me ha intrigado porque solamente a través de nuestros actos es como nos damos a conocer. Pero algo habrá de nosotros, pienso, que vive en nuestro interior y que no lo mostramos ya que no hemos tenido la ocasión de expresarlo. Si Zidane anotaba el gol de cabeza, por ejemplo, se convertía en el héroe incuestionable de Francia y hubiéramos visto su rostro sonriente en la pantalla de la televisión. Estaba a menos de cinco minutos de lograrlo. Lo que vimos, en cambio, fue a un adulto retirándose cabizbajo, a quien no le permitieron salir a recibir su medalla de plata. En un segundo se había consumado la tragedia. La tragedia del héroe, la del salvador del equipo, su guía, su caudillo, el jugador que pudo haber disparado quizá el penal consagratorio.

Esa situación me impresiona porque todos los individuos pueden verse, de buenas a primera, en alguno de los dos senderos: en el del reconocimiento o en el del rechazo. Zidane ha sido el más humano de todos los futbolistas porque nos mostró claramente la existencia de los dos caminos y la facilidad con la cual se puede uno encontrar en el del éxito o en el del fracaso.
No se trata de juventud versus experiencia. Zidane ya peina para tío, es un jugador de trayectoria internacional, y no debió haber caído en la vana provocación del defensa italiano. ¿Qué insulto puede dañar tanto su imagen? La verdad de la milanesa es que los años no nos dan necesariamente sabiduría, si por sabiduría entendemos dominio de las pasiones. ¿Goethe, con toda la sabiduría de su vejez, no se enamoró perdidamente de una adolescente? Las pasiones no se entierran con los años, ellas son el néctar de la vida.
Lo más terrible de todo es la imagen que Zidane nos deja al final. El mejor futbolista del Mundial alemán se fue con la roja y pudo haber matado de un cabezazo inútil a un colega insolente. Sin embargo, la imagen más humana es el otro cabezazo atajado por Buffon que pudo haber cambiado el curso de la historia. Esa jugada que provocó un gesto de desesperación en Zidane. El gesto más común y frecuente de la vida.

Perútags:

1 comentarios:

  1. Anónimo said,

    Zidane se dio el gusto de reaccionar como humano, estando en todo su derecho. Con la sangre fluyendo, solo el sabe q presión sentia... Zidane es un mago humano...

    on 3:55 a. m.